La Responsabilidad Social Empresaria “no es el cuento del tío” que pregonan los escépticos, tampoco los “cuentos románticos de hadas” o “el rinconcito de las virtudes” que relatan los ingenuos, tan sólo se trata de una FORMA DE CONCEBIR LOS NEGOCIOS A PARTIR DE LAS CONTRIBUCIONES DE LAS EMPRESAS AL DESARROLLO SUSTENTABLE.

Entonces, que la Responsabilidad Social sea justamente eso, un modelo de Gestión Empresarial; decisiones y acciones, con sus aciertos, errores y (des)aprendizajes que le permitan a una empresa incorporar variables sociales y ambientales en sus negocios. Y esto no es un camino fácil, pero lejos está de ser un mito.

*Utrera, Lucas Ignacio – “Los mitos de la RSE” – Manual Básico para refutar a ingenuos y escépticos.1ª ed. Edicon Fondo Editorial Consejo.

 

“Tenemos que abrirnos al mundo.

No considerar que el desastre está afuera,

sino que arde como una fogata

En el propio comedor de nuestras casas.

Es la vida y nuestra tierra las que están en peligro.”

ERNESTO SÁBATO